TRANSFORMACIÓN DE LAS COMPETENCIA Y ESTRATEGIAS DOCENTES: EL GRAN DESAFÍO EN EL PROCESO DE ACREDITACIÓN DE ALTA CALIDAD DE UN PROGRAMA ACADÉMICO

Autores/as

  • Álvaro Pachón

Palabras clave:

estrategias docentes, evaluación docente

Resumen

Para alcanzar una acreditación de alta calidad en un programa académico resulta necesario realizar esfuerzos en al menos tres dimensiones: el currículo, los estudiantes y el equipo de profesores.  En la dimensión curricular, es necesario efectuar una definición de las competencias y acompañarla con un proceso de reforma que establezca su alineamiento con los programas de las asignaturas del programa. Sin embargo, no basta tan solo con declarar las competencias, esta actividad debe estar acompañada por un plan de seguimiento a la materialización de estos propósitos en el aula de clase. En la dimensión de los estudiantes, se ha establecido la importancia que supone la facilitación en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Como consecuencia, se debe efectuar un seguimiento de los estudiantes para reportar oportunamente aquellos que están experimentando dificultades y poder planificar una intervención que permita hacerles consciencia de sus dificultades y suministrarles los instrumentos que permitan superarlas.

En este artículo, se aborda la dimensión docente, un componente que ha permanecido algo ignorado en estos procesos. Se presenta la experiencia en la Facultad de Ingeniería de la Universidad ICESI considerando tres aspectos:  en primer lugar, la definición de las competencias del profesor, que no solamente considera el componente de conocimiento, sino también su capacidad para motivar y trascender el aprendizaje de los estudiantes. A partir de esta definición, las unidades académicas desencadenan dos tipos de acciones:  a) la evaluación de las competencias docentes considerando múltiples perspectivas (la autoevaluación del profesor, la evaluación del jefe, la evaluación de los estudiantes y una evaluación de sus pares); y b) el seguimiento y evolución de las oportunidades de mejora identificadas que deben quedar consignadas en un plan. En segundo lugar, el diseño de un plan de carrera que permita a los profesores evolucionar en la institución recibiendo capacitación y estímulos no necesariamente vinculados con la remuneración. Finalmente, y no menos importante, la utilización de estrategias docentes efectivas en el aula a través de la formulación de un plan de actualización y formación permanente al cual deben ser invitados expertos de alto nivel que compartan con los profesores sus experiencias y los motiven a incorporarlas en su práctica docente. Igualmente, se debe efectuar una evaluación periódica para valorar la evolución de dichas prácticas y formular los planes de mejoramiento asociados.

Los resultados preliminares de la evaluación de la experiencia permiten establecer que los esfuerzos realizados empiezan a rendir sus frutos:  menores tasas de pérdida y de deserción, incremento en la nota promedio de las asignaturas, disminución en el número de cancelaciones de materias, disminución en el número de reclamos asociados con la evaluación, mejora en la valoración que realizan los estudiantes de las prácticas docentes de sus profesores y una mayor y mejor disposición para la utilización de nuevas estrategias en sus prácticas docentes (aproximaciones lúdicas y de juegos serios).

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

2019-08-31

Cómo citar

[1]
Álvaro . Pachón, «TRANSFORMACIÓN DE LAS COMPETENCIA Y ESTRATEGIAS DOCENTES: EL GRAN DESAFÍO EN EL PROCESO DE ACREDITACIÓN DE ALTA CALIDAD DE UN PROGRAMA ACADÉMICO», EIEI ACOFI, ago. 2019.

Evento

Sección

Enseñanza de la ingeniería