CLASES INVERTIDAS (FLIPPED CLASSROOM): SACRIFICIO O RECOMPENSA?

Autores/as

  • Andrés Guzmán
  • Katina Camargo
  • Blessed Ballesteros

Palabras clave:

clases invertidas, aprendizaje centrado en el alumno, retroalimentación

Resumen

Dentro del ámbito académico se han considerado varias estrategias de enseñanza-aprendizaje para diferentes ambientes de aprendizaje. En la medida que las estrategias cambian con el tiempo, así mismo los profesores de ingeniería deben cambiar la forma en cómo se interactúa con los estudiantes. Las clases invertidas (del inglés Flipped Classroom) es una estrategia de enseñanza-aprendizaje (entre otras) que combina el efecto de una interacción muy cercana con los estudiantes a través de actividades dentro del aula de clases y actividades extensivas fuera del aula de clase. Esta interacción permite mantener un registro del progreso de los estudiantes en la medida que las actividades son programadas. Este trabajo pretende describir los efectos (positivos y negativos) de esta técnica en un curso de ingeniería civil.

Esta investigación involucra la cuestión acerca de si la técnica de clases invertidas se ajusta para todas las clases que se ofrecen en ingeniería y si es así, cómo y cuándo debe ser aplicada la técnica. Para llevar a cabo la investigación se consideró el curso de Análisis Estructural (6° Semestre del programa de Ingeniería Civil de la Universidad del Norte); este curso incluye varios tópicos que se ajustan a la estrategia de clases invertidas. Antes de la clase, los estudiantes son expuestos a los contenidos y pre-requisitos a través de una presentación y una evaluación diagnóstico de chequeo de conocimientos previos; durante la clase, se desarrollan ejercicios prácticos que involucran una retroalimentación en tiempo real; después de la clase, se realiza un cierre a través de videos, una corta conferencia o un qüiz final. La técnica se aplicó por dos semestres consecutivos en tres secciones de la misma asignatura cada una con alrededor de 30 estudiantes. Los datos recogidos consistieron en pruebas tipo QCD (del inglés Quick Course Diagnostic) y NSEE (del inglés National Survey of Student Engagement) aplicadas antes, durante y después de la intervención además de una observación de clases por profesores pares. Esta información y los comentarios de los estudiantes fueron analizados y comparados con los comentarios de los estudiantes en semestres posteriores.

Como resultado se tiene que la técnica de clases invertidas requiere que los estudiantes dediquen un tiempo valioso para involucrarse y entender los contenidos de la asignatura. Esta técnica requiere que los estudiantes interactúen con sus compañeros y mentores más arduamente. Los estudiantes evidenciaron mejorar en sus clases (recompensa) pero son conscientes que un formato de estrategia de enseñanza-aprendizaje diferente opuesto a los métodos tradicionales es un cambio radical y se evidencia a través de una penalización en la evaluación docente (los estudiantes consideran que el profesor no está ofreciendo una clase y por tal razón que no hace su trabajo; sacrificio).

A través de la estrategia de clases invertidas los estudiantes reconocen su rol en su desarrollo académico. Una retroalimentación y acompañamiento constante (el profesor como un menor) es muy importante para el éxito de la técnica. Los profesores necesitan suficiente valor para “invertir” las mentes de los estudiantes para ir en contra de los métodos tradicionales de enseñanza centrados en el docente y no en el estudiante y así mismo, ser muy resistente para soportar las críticas. Los resultados de la técnica se evidencian en semestres posteriores, no inmediatamente.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

2017-09-06

Cómo citar

[1]
A. Guzmán, K. . Camargo, y B. . Ballesteros, «CLASES INVERTIDAS (FLIPPED CLASSROOM): SACRIFICIO O RECOMPENSA?», EIEI, sep. 2017.

Evento

Sección

Procesos de enseñanza - aprendizaje