IMPLEMENTACIÓN DEL NUEVO SISTEMA DE RESULTADOS DE ESTUDIANTES DE ABET

Autores/as

  • Jorge Francisco Estela Uribe

DOI:

https://doi.org/10.26507/ponencia.446

Resumen

A finales de 2017, la Comisión de Acreditación de Ingeniería (EAC) de ABET aprobó cambios importantes en los Criterios de Acreditación 3 y 5 de su protocolo de acreditación. Estos cambios serán obligatorios para todos los programas que entren en los ciclos de acreditación a partir de 2019 bajo la EAC.

Los cambios principales ocurrieron en el Criterio 3, es decir, en los llamados resultados de estudiantes. Vale recordar que los resultados de estudiantes son las habilidades que los estudiantes deberán haber desarrollado al término de su graduación para que estén la capacidad de alcanzar los objetivos educativos de su programa académico. Es decir, los resultados de estudiantes son los conocimientos, habilidades, actitudes y valores que los estudiantes deben adquirir y desarrollar en su plan de estudios.

Desde el año 2000 estuvieron vigentes los resultados de estudiantes conocidos como los A – K. Estos 11 resultados se pueden resumir así: la aplicación de conocimiento, la habilidad experimental, el diseño de ingeniería, el trabajo en equipo, la solución de problemas de ingeniería, la comprensión de los aspectos éticos de la profesión, la comunicación efectiva, la comprensión de los impactos de la práctica de la ingeniería, el aprendizaje independiente, el conocimiento de asuntos contemporáneos y la destreza en el uso de las herramientas modernas de ingeniería.

En el nuevo sistema son siete los resultados de estudiantes, llamados ahora los 1 – 7, que se pueden resumir en la aplicación de conocimiento para resolver problemas complejos, el diseño de ingeniería bajo condiciones realistas y de sostenibilidad, la comunicación efectiva, la compresión de los aspectos éticos de la profesión bajo consideraciones de sostenibilidad, el trabajo en equipo, la habilidad experimental y de interpretación de información y la habilidad para adquirir nuevo conocimiento.

Entonces, es posible establecer una equivalencia entre los dos sistemas. Pero cada programa académico deberá escoger cómo hace la transición entre ambos. Es válido transferir los resultados de los A-K a los 1-7 por vía de las equivalencias, como también es válido empezar desde cero y reformular el modelo de evaluación de los programas.

El objetivo de esta ponencia es ofrecer guías para acometer esta trascendental transformación del modelo de preparación para la acreditación de ABET.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

06-08-2018

Cómo citar

[1]
J. F. . Estela Uribe, «IMPLEMENTACIÓN DEL NUEVO SISTEMA DE RESULTADOS DE ESTUDIANTES DE ABET», EIEI ACOFI, ago. 2018.