SARA, LA ESTUDIANTE DE INGENIERÍA

Autores/as

  • Aliex Trujillo

DOI:

https://doi.org/10.26507/ponencia.305

Resumen

Esta ponencia es la presentación de una metodología con que la se hace una etnografía en el aula. El estilo narrativo que escogimos se corresponde, a lo que podría llamarse una ficha de campo. Con un estudiante establecemos e identificamos unas prácticas pedagógicas en la enseñanza de la ingeniería. Establecidas e identificadas, un profesor podrá tomar decisiones para enriquecer la experiencia académica de sus estudiantes. En un futuro, este profesor podrá tomar el caso de Sara para promover y asignar un rol que toma existencia como experimento. Queremos que existan más estudiantes así, en universidades que aprenden de la habilidad que ingresa, producto del trabajo de otras instituciones de nuestra sociedad.

La investigación recoge el caso de uno estos estudiantes. Es una estudiante de ingeniería que tiene unas habilidades de estudio y gestión más consolidadas que la de sus compañeros. Tal vez la estudiante tiene estas habilidades porque viene de una línea formativa del colegio técnico y una carrera tecnológica previa. Todos, Sara y sus compañeros, están estudiando el primer semestre de un programa de ingeniería. Sara tiene ya veinte años.

Sara es la única en levantar la mano cuando el profesor busca un coordinador para una actividad de organización compleja. La actividad, que ahora lidera Sara, consiste en el diseño y fabricación, por cada estudiante, de un cubo y un eje de politetrafluoroetileno (teflón), con el que ensamblan una estructura colectiva. El profesor fija tres reglas de estricto cumplimiento:

 

  1. La estructura tiene que ser rígida como un chasis.
  2. El costo de los materiales tiene que ser cercano al mínimo.
  3. Los agujeros, en cada cubo, son independientes.

 

Sara dibuja, y al margen de su bitácora, va agregando notas y comprueba los resultados del profesor. Cuando el profesor dibuja, organiza, calcula y anota en el tablero; muchas veces borra y corrige; entonces, Sara y la mayoría de los compañeros, tienen que borrar o tachar, de eso se trata la bitácora, dice el profesor. Al final de la clase, Sara toma unas fotos de la escritura en el tablero y las comparte en una carpeta.

El profesor exige que el material para la fabricación se financie entre todos, para disminuir el costo unitario de los mismos. Los cubos tienen agujeros para los ejes en la cara correspondiente a la conexión establecida y asignada en el plano de la estructura general. Todos los agujeros tienen el mismo diámetro y tiene una profundidad calculada, de modo que no se interceptan. El ensamble es con interferencia dimensional y se ajusta con la fuerza de la prensa de banco.

Los estudiantes, con la coordinación de Sara, realizan los planos a partir de las medidas calculadas con el profesor. Sara cotiza, compra y corta el material en el taller de la universidad y distribuye el material para la fabricación: cubos para fresar y taladrar y cilindros para tornear.

El costo unitario del material se reduce en un 37.4 % y la estructura final ensamblada resulta de la rigidez especificada.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

06-08-2018

Cómo citar

[1]
A. . Trujillo, «SARA, LA ESTUDIANTE DE INGENIERÍA», EIEI ACOFI, ago. 2018.

Evento

Sección

Procesos de enseñanza - aprendizaje