EL APRENDIZAJE ACTIVO EN LA FORMACIÓN DE INGENIEROS: APRENDIENDO A APRENDER INGENIERÍA CON NIÑOS EN CONDICIONES VULNERABLES

Autores/as

  • María Catalina Ramírez Cajiao
  • María Paula Flórez Jiménez
  • Andrés Esteban Acero López

DOI:

https://doi.org/10.26507/ponencia.1243

Palabras clave:

Formación Ingenieros, Comunidades vulnerables, Aprendizaje Activo, Investigación Acción Participativa

Resumen

Ingenieros Sin Fronteras Colombia es un grupo de trabajo interinstitucional constituido por la Universidad de Los Andes y la Corporación Universitaria Minuto de Dios. Esta organización busca contribuir a la calidad de vida de comunidades vulnerables mediante proyectos de ingeniería que sean innovadores, sostenibles, económica y culturalmente viables. Con este propósito se pretende  que los estudiantes universitarios involucrados, desarrollen una conciencia social y medioambiental que les permita desempeñarse como futuros profesionales comprometidos con el país. En este contexto se diseña y desarrolla el curso denominado Ingenieros sin Fronteras “Ingeniería e innovación”, como una opción diferente de la enseñanza en ingeniería. En este  curso los estudiantes observan una realidad de vulnerabilidad y, en conjunto con las comunidades,  desarrollan propuestas de trabajo colaborativo en pro de éstas.

Trabajar con comunidades implica la interacción entre diferentes actores para lograr encontrar soluciones a las problemáticas de forma conjunta y participativa. Esto conlleva a que se forme un sistema complejo con múltiples agentes involucrados. Para ello se propone la sinergia entre la Investigación-Acción Participativa y el Aprendizaje Activo, por medio de las cuales se logra integrar el conocimiento que tiene cada uno de las partes, en la formulación y ejecución de una solución pertinente, que a su vez sea participativa y real. Adicionalmente, el estudiante es autónomo de su propio desarrollo en el curso, encaminado a través de la construcción de portafolios electrónicos, de diarios de campo y del uso de tutorías por parte del equipo docente,  los cuales complementan sus actividades con la comunidad.

Todo lo anterior, hace que el estudiante universitario se convierta en investigador-actor desde un papel de ingeniero en formación activo y participativo, desarrollando competencias propias de un profesional de la ingeniería que solo se desarrollan en la acción con otros (las comunidades) y no exclusivamente dentro del aula. De esta manera, el futuro profesional en ingeniería que haya realizado el curso amplía su visión sobre el papel del ingeniero en la sociedad, aprende desde el hacer y desarrolla habilidades necesarias para su futuro.

Dado el anterior contexto, el presente artículo busca evidenciar los logros obtenidos por parte de los estudiantes y profesores de ingeniería desarrollando las propuestas de trabajo conjunto con una comunidad de niños en condición de vulnerabilidad en la Región del Guavio. Específicamente se mostrará el proceso de aprendizaje entre estudiantes de ingeniería y los niños de la Granja del Padre Luna en el municipio de Guasca, en Cundinamarca.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

21-08-2014

Cómo citar

[1]
M. C. . Ramírez Cajiao, M. P. . Flórez Jiménez, y A. E. . Acero López, «EL APRENDIZAJE ACTIVO EN LA FORMACIÓN DE INGENIEROS: APRENDIENDO A APRENDER INGENIERÍA CON NIÑOS EN CONDICIONES VULNERABLES», EIEI ACOFI, ago. 2014.

Evento

Sección

Tendencias en la formación de ingenieros