LAS METODOLOGÍAS DE ENSEÑANZA EN DISEÑO COMO MOTOR DE DESARROLLO

Autores/as

  • Nubia Edith Cárdenas Zabala
  • Carlos Andrés Pérez Tristancho

DOI:

https://doi.org/10.26507/ponencia.1052

Palabras clave:

apliación, desarrollo, tecnología

Resumen

El crecimiento económico de los países, se encuentra altamente influenciado por su desarrollo industrial, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, existe una relación directa entre el crecimiento de los ingresos y el crecimiento de los sectores de manufactura. Los avances tecnológicos son uno de los factores claves para impulsar un cambio estructural[1]. El incremento de la productividad en la industria manufacturera, los niveles de formación del capital humano, la producción de bienes con un valor agregado, y la inclusión de tecnología en los procesos productivos, son fundamentales para el desarrollo económico de los países; éstos parámetros constituyen las habilidades no transables disponibles en un país, y son medidos por el indicador o índice de capacidades productivas, el cual indica la capacidad que tiene un de producir un rango más sofisticado de bienes. En el caso de Colombia el índice de capacidad productiva está por debajo del promedio mundial; lo cual indica que en el País aún se mantiene la especialización comercial en bienes de menor tecnología y que es necesario desarrollar estrategias que permitan orientar la estructura productiva hacia actividades de mayor productividad, con mayor valor agregado.

Pero este mayor valor agregado requiere en muchos casos el desarrollo de activos basados en conocimiento, cuya gestación es fruto de un compromiso en materia de innovación y capital humano. Adicionalmente para mejorar la competitividad, la economía colombiana se enfrenta a los siguientes tres grandes desafíos a mediano plazo: cosechar los beneficios del auge de los productos básicos, impulsar el crecimiento de la productividad; y reducir la desigualdad del ingreso[1]. Para abordar con éxito estos desafíos en un país de ingreso medio-alto como Colombia la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (CTeI) se convierten en herramienta fundamental, ya que permiten apalancar el crecimiento económico de largo plazo.

En este escenario la formación en las áreas de diseño de los programas de ingeniería mecánica se convierte en eje fundamental para promover el desarrollo económico del país, pero para cumplir esta misión es necesario hacer una renovación profunda en la forma como se abordan y desarrollan los contenidos en las asignaturas que conforman la línea de diseño.

Se propone el desarrollo de una metodología que fortalezca la pertinencia en la formación, los vínculos entre universidad - industria y promueva el desarrollo de los niveles de innovación en la industria y sus servicios asociados. En la metodología planteada la relación academia – industria se promueve durante todo el proceso de formación, en tres momentos que en general se definen de la siguiente forma:

- En las asignaturas que se abordan durante los primeros semestres se debe promover la interacción del estudiante con la realidad industrial, llevándolo a que identifique y reconozca, las diferentes oportunidades para el desarrollo de tecnología propia.

- En las asignaturas de semestres intermedios, los estudiantes deben aplicar los conocimientos adquiridos en un contexto industrial real, analizando máquinas y mecanismos existentes.

- En las asignaturas de los últimos semestres los estudiantes deben desarrollar proyectos que permitan desarrollar tecnología propia o adaptar tecnología existente, de forma que responda adecuadamente a las necesidades identificadas (al iniciar su formación) y al contexto industrial colombiano.

El desarrollo de un proceso de enseñanza articulado con el contexto industrial, trae como beneficios:

- Bajo esta concepción de la enseñanza, se fortalece la articulación entre la universidad y la empresa (especialmente las pequeñas y medianas empresas), promoviendo a la vez el incremento en los niveles de innovación en la industria.

- Durante su proceso formativo, el estudiante puede identificar oportunidades para desarrollar empresa en productos o servicios asociados a la industria manufacturera, promoviendo el liderazgo, el espíritu emprendedor y la generación de empleo. La experiencia de conocer de cerca la realidad industrial, hace que el estudiante sepa que contrario a la percepción general, un país en vías de desarrollo tiene muchas oportunidades para generar industria y se cree en él un espíritu de empresario y no de empleado.

- La experiencia de aplicar simultáneamente, los conceptos vistos en clase, en el contexto industrial real, incrementa en el estudiante la motivación por aprender, generando a la vez una mejor apropiación de los conceptos vistos “me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí” confusio

[1] Estudios económicos de la OCDE COLOMBIA, Evaluación económica, enero de 2013

[1] (NU.CEPAL, OCDE, 2014)

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

27-07-2015

Cómo citar

[1]
N. E. . Cárdenas Zabala y C. A. . Pérez Tristancho, «LAS METODOLOGÍAS DE ENSEÑANZA EN DISEÑO COMO MOTOR DE DESARROLLO», EIEI ACOFI, jul. 2015.

Evento

Sección

Prospectiva en la enseñanza de la ingeniería